información & contacto

Coste total de propiedad

Siempre el más barato...

La adquisición de los hornos de limpieza industrial de Strunz no es la más económica. Tampoco queremos ser la empresa que ofrece los hornos más baratos, ya que esto, inevitablemente, conlleva a sistemas de menor calidad. No obstante, si usted calcula el coste total de propiedad, nuestros hornos de limpieza industrial siempre son los más económicos, sin duda.

La calidad tiene un precio

La calidad tiene un precio. Y en Strunz eso se traduce en un horno de limpieza industrial cuyo gradiente de temperatura está perfectamente bajo control, que rinde de una manera energéticamente eficiente y que garantiza una larga vida útil.

Todos estos factores hacen que usted pueda recuperar la inversión rápidamente. Vamos a analizar los diferentes costes que determinan el coste total de propiedad.

Inversión

Para la inversión básica, un horno de limpieza industrial de Strunz raramente es el más barato.

Costes de energía

Un horno de limpieza industrial de Strunz, gracias al excelente control de la temperatura, es más eficiente en cuanto al consumo de energía. Esto se traduce en costes de energía de tres a cuatro veces más bajos en comparación con otros fabricantes, un ahorro que podrá disfrutar durante muchos años. Además, el consumo de agua es considerablemente más bajo.

Si equipa un horno de Strunz con un sistema de recuperación de calor, el retorno de la inversión será aún más rápido.

Costes operativos

Un horno de Strunz destaca por su facilidad de uso gracias a un control casi totalmente automático, lo que ayuda a lograr una mayor eficiencia operativa y a reducir en costes operativos.

Costes de mantenimiento

Gracias a la ingeniería de alta calidad y al mantenimiento preventivo intensivo, los costes de mantenimiento de un horno de limpieza industrial de Strunz son mucho más bajos. El tamaño de la inversión inicial también se refleja aquí en componentes más duraderos y menos sensibles al desgaste.

Vida útil

Un horno de limpieza industrial de Strunz - siempre y cuando se realice el mantenimiento necesario - tiene una larga vida útil, de al menos veinte años. De nuevo, esto es posible gracias al uso de componentes duraderos, poco sensibles al desgaste.

Si tiene en cuenta todos estos factores, Strunz le ofrece:

el coste total de propiedad más bajo